"Con 'Crematorio' nos permitieron hacer lo que quisiéramos". Hablamos con los hermanos Cabezudo con motivo del 10º aniversario de una de las grandes series españolas de la historia

Hace diez años, era imposible pensar en una ficción nacional encargada por "Antidisturbios", "Mira lo que hiciste" o "30 obras de teatro". Hace diez años, todo esto empezó a ser posible gracias a `` Crematorio '', una serie original de Canal + adaptada a formas inimaginables de hacer televisión En España. Diez años después, celebramos nuestra nueva televisión en recuerdo de la serie clásica con sus dos creadores, Jorge y Alberto Sánchez Cabezudo.

Índice

    Todo empezó contigo

    Aprovechando la invitación de los creadores, con los hermanos Cabezudo, quisimos recordar los momentos en los que, quizás sin intentarlo, cambiaron las pautas de la ficción nacional. Antes de "Crematorio" eran todos episodios informes y duraciones exorbitantes, tanto episodios como algunas temporadas que parecían interminables. Retrocedamos en el tiempo y detengámonos un segundo a contemplar esta construcción ejemplar.

    Las 34 mejores series españolas que puedes ver en Netflix, HBO, Amazon, Movistar + y otras plataformas VOD

    Kiko Vega (KV): Felicitaciones. Han pasado 10 años pero parecen 25, y no porque el programa haya envejecido, sino porque en todo ese tiempo no ha salido mucha gente como ella.

    Jorge Sánchez Cabezudo (JSC): Bueno, están empezando a haber, ¿no? Todo lleva tiempo, una bota. Movistar llegará casi al mismo tiempo que Netflix, en realidad no llevamos tanto tiempo.

    Alberto Sánchez Cabezudo (ASC): `` Crematorio '' se hizo hace diez años y luego hubo una pequeña parada en el linaje de estas series, por eso podría recordarse como algo muy fundamental, un poco aislado. Y de repente, en los últimos tres años, nos encontramos con un nivel brutal de producción nacional. Continúa así.

    JSC: Ojo, no digo que desde que se hizo 'Crematorio' hasta el reinicio de Movistar, no se haya hecho nada. Toda ficción abierta crece, evoluciona. De hecho, si pudimos adelantarnos un poco con "Crematorio" es gracias a una televisión que ya se estaba empezando a hacer. Cuando empezamos 'Desaparecida' con Ramón Campos, ya estábamos empezando a panoramizar y disparar con campos de luz, que era algo que no se hizo en television. Lo que no había sucedido era que una cadena de pago, y solo había una, se había embarcado en producir series originales para sus suscriptores.

    Modelo de crematorio

    La gente que trabajaba en televisión en España era muy curiosa y quería probar otros formatos. Ahora las cosas están hechas con mucha calidad y con un estilo cinematográfico y temas completamente nuevos. Todo esto se puede hacer porque entre “Crematorio” y la llegada de Movistar, la televisión se movía, se preparaba. La industria española está lista para suministrar las plataformas. Cuando empezamos en "Al Leaving Class" nunca pensé que íbamos a tener este volumen de escritores y creadores. Esto tiene mucho mérito, somos un país pequeño.

    KV: A lo largo de los años, me pasa algo muy curioso con el programa: lo recuerdo como si fuera del clásico clásico de HBO. ¿Querías participar conscientemente para jugar en esta liga?

    ASC: Sí, creo que la oportunidad que nos brindaron Canal + y Fernando Bovaira, quien fue el que vio por primera vez esta novela de Rafael Chirbes como una serie para un canal de pago, nos proyectó allí mismo, hacia las referencias que vimos allí. . momento y tenías que comprar en dvd o empezaron a llegar a este Canal +. Viste estas series y querías decirle a nuestros malos, porque era importante: teníamos que contar nuestra historia a nuestra manera, pero en este formato. Queríamos involucrarnos.

    JSC: No es así como está yendo ahora, estás compitiendo con él. Ahora que estás haciendo una serie para plataformas y compitiendo con estos monstruos en el catálogo, entonces no hubiéramos pensado en eso, por supuesto. Solo queríamos hacerlo con una calidad más cercana al cine. También pasamos por esta otra transición: “Los Soprano” se rodó en los cines y empezamos con Red a grabar digitalmente y estas cámaras luego se volverían muy comunes en los cines. Tuvimos la oportunidad de hacerlo en ese momento, con esta novela, con esta temática y con ganas de una cadena que quiso diferenciarse de lo que ha salido a la luz.

    Las 49 mejores series de la historia

    KV: En el momento del trabajo, día a día en el set, ¿hubo también alguna diferencia con lo que hacías antes?

    JSC: Entonces, todo el equipo sabía que estábamos haciendo algo diferente, desde el primero hasta el último miembro del equipo. Daniel Sosa, nuestro director de fotografía, procedía de una serie en la que ya estaban intentando cambiar la iluminación y acercarla al cine. Allí empezaron a tomar diferentes dinámicas de disparo, también con un poco más de tiempo. A veces había muchas dudas al respecto, sobre todo por la duración de las grabaciones.

    ASC: Todos se sintieron muy involucrados. A todos les gustó el guión y la historia, y había que forzar la máquina. No era ni cine ni TV, era necesario tener en cuenta las horas de rodaje a la serie, y fue el mayor esfuerzo de "Crematorio".

    Mantenimiento en el crematorio

    KV: Casi cuatro años desde la novela hasta la serie, ¿estuvo involucrado en el proyecto desde el primer momento?

    ASC: Fernando Bovaira lee el guión en el verano de 2008, nos lo ofrece más tarde y a partir de ahí empezamos a trabajar en la adaptación. Ahora también lleva tiempo preparar un proyecto, lo que pasa que hay tantos que parece que van más rápido. Y el libro no fue tan claro para adaptar, teníamos que encontrar lo que queríamos obtener.

    JSC: Pero es cierto que la intención era terminar los guiones antes de empezar a grabar nada. En esto creo que la serie va en la línea de lo que hicimos con Movistar. Habíamos estado escribiendo durante un año para que se escribieran los guiones y afrontar el rodaje con todo el equipo cerrado y así optimizar la producción. Ahora puede ser algo más rápido, sí. Ahora, antes de que se estrene la novela, los derechos ya se han vendido.

    KV: Hablemos del encabezado, la canción y las imágenes. ¿Fue claro desde el principio o te dio dolor de cabeza?

    ASC: Fue algo así como lo que estabas diciendo antes del momento de HBO que se experimentó. La intención era hacer una cabecera genial que estaba lo más lejos posible de los que posteriormente se vieron a la intemperie. Es cierto que creemos que este tipo de intro también hace mucho para venderte el espectáculo, era algo que estaba sobre la mesa en todo momento.

    KV: Es imposible imaginar “Crematorio” sin Pepe Sancho. ¿Lo entendiste desde el primer minuto?

    ASC: Fue muy difícil. En los procesos siempre te preguntas, pero la prueba de si uno de ellos tenía razón o no es si puedes imaginar a otro chico en ese rol. Y es imposible imaginar otro Bertomeu que no sea Pepe. Además, era valenciano y conocía este universo, aportó mucho al personaje, pero sobre todo a la serie.

    Hermanos cabezones

    KV: Solías decir que la novela era compleja, pero la verdad es que, al igual que lo harías con "The Zone", solo tienes una temporada de ocho episodios. ¿Querías seguir tirando del hilo?

    JSC: Hemos sido claros aquí. La serie terminó de una manera muy contundente, aunque siempre existió la posibilidad de continuar con estas dos mujeres heredando los marrones de Bertomeu en medio de una crisis. Pero en realidad 99% de las veces lo tuvimos claro que lo daría todo en ocho episodios.

    KV: Era una serie semanal, y un poco más tarde llegaría la moda de la serie completa. ¿Era posible esta opción en ese momento?

    JSC: Era inimaginable. Formaba parte del formato, del ritual espectadores con su serie favorita del momento.

    ASC: ¿Cómo van las cosas? Hablamos del cine como algo romántico, pero ahora incluso la retransmisión semanal ya lo es. Obligas a los espectadores a vive semana tras semana con estos personajes Durante dos meses. Si me sigues, estarás conmigo estos meses. No me vas a enviar el fin de semana. Las formas de consumo cambian, así es. Soy el primero en darme cuenta.

    KV: Tengo la sensación de que la gente solo recuerda “Crematorio” cuando sale una buena serie. ¿Tienes este sentimiento?

    ASC: Nos alegra que la gente nos recuerde, por supuesto, pero también disfrutamos mucho con "Antidisturbios". Somos espectadores y nuestra salud nos obliga a no mirar atrás constantemente.

    Crematorio Pepe

    KV: Cuando hiciste “Crematorio”, solo había Canal + y ahora hay muchas plataformas. ¿Has notado que ahora te es más fácil colocar tus proyectos?

    ASC: Hay más posibilidades, pero también hay más ancho de banda, más competencia. Y con la pandemia, hay una cola de impresión muy larga. Ahora pienso es una bendición que exista este nivel de producción en España, porque algunos de los que estamos intentando cerrar eran impensables hace diez años.

    KV: ¿Qué estás haciendo?

    JSC: Bueno, tenemos varios aviones sobrevolando y los aterrizamos desde la torre de control. Necesitamos series y contenido pero ahora en una pandemia todo se detuvo un poco y hay que reorganizar todo un poco.

    KV: Vamos, vamos con el último: ¿Qué es "Crematorio" para ti?

    ASC: Pepe Sancho. Recuerdo la primera prueba de cámara. Para mí, esto le dio una dimensión al texto de Chirbes que estábamos muy asustados. No ser pedante, no estar a medio camino. Ser capaz de decir lo que contaba la novela haciendo una serie de género.

    JSC: La sensación de que nos están abriendo una puerta, que nos están invitando a llegar a un nuevo lugar. Una puerta entramos con un gran equipo y con mucha más gente y nos llevó a un lugar donde se nos permitió hacer lo que quisiéramos como quisiéramos.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir