Qualcomm ya se está ejecutando en dos nuevos procesadores para Windows 10 ARM

Ya habíamos mencionado en otras ocasiones que Qualcomm tuvo que despertar de su suspensión para poder ofrecer chips de calidad a Windows 10 ARM. Apple con su primer procesador en Mac, la M1, había logrado ridiculizar a Qualcomm. Sus procesadores 8cx no pueden competir con los del gigante de Cupertino y por eso adquirió Nuvia. Si bien lo que estamos viendo este año no tendrá el sello Nuvia, hay algunos cambios en los diseños de Qualcomm.

La compañía está trabajando en dos procesadores diferentes, uno diseñado para la gama alta y el otro para la gama media. Veamos cuáles son las propuestas en las que está trabajando Qualcomm.

Índice

    Qualcomm SC7295 y SC8280, la respuesta al Apple M1 enfocada en Windows 10 ARM

    A Qualcomm le encanta la capacidad de Windows 10 para usar procesadores ARM y ya está trabajando en un reemplazo 8cx de segunda generación. El nombrado como SC8280 internamente se basa en su predecesor, pero con frecuencias de reloj más altas.

    Además, cuenta con cuatro núcleos denominados Gold +. Este cambio significa que afectará la autonomía de los dispositivos al eliminar los núcleos de bajo consumo. Algunos datos muestran el nuevo procesador alcanzando la frecuencia de reloj de 3 GHz en comparación con los 2,7 GHz habituales. Ahora es necesario saber si será suficiente para competir con el Apple M1 y sus sucesores.

    Por otro lado, el SC7295 Estaría basado en el Snapdragon SM7350, un procesador que portará el nuevo Xiaomi Mi 11 Lite. Un procesador destinado a la gama media y para suceder al Snapdragon 7cx.

    Según los informes que Winfuture pudo ver, solo uno de los núcleos alcanzaría los 2.7 GHz mientras que el resto sería de 2.4 GHz. Números más pequeños para un procesador para el que aún no hay información al respecto. Con suerte, el rendimiento en Windows 10 ARM es lo suficientemente bueno como para no decepcionar.

    Esta nueva generación de Qualcomm parece ser el paso antes de ver la obra de Nuvia. Seguramente veremos un cambio en los núcleos para poder responder al trabajo de los de Cupertino en los próximos meses, pero de momento parece que solo será una mejora en la frecuencia. Qualcomm necesitará mucho más para poder comer en la misma mesa que Apple y sus procesadores ARM.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir