Una salvaje película española de Netflix que mezcla el cine de acción de los 80 y las artes marciales.

La thrillers de acción de venganza en el medio, eran muy comunes en Hollywood en los años 70 y 80. No es que este tipo de películas hayan desaparecido por completo desde entonces, pero el declive de la figura del héroe de acción las ha hecho mucho más raras de lo que eran antes.

En el caso del cine español, ya es difícil encontrar películas que se centren en la acción, por eso una propuesta como 'Xtremo' es algo bastante inusual en estas regiones. Esto también es cierto si nos fijamos en el catálogo de Netflix, donde este tipo de trabajos, más orientados a un determinado tipo de público masculino, dista mucho de ser común. Por supuesto, lo que es más importante, esta fiesta de los excesos es un pasatiempo bastante digno siempre que tenga en cuenta cuáles son sus aspiraciones que llega a la plataforma de streaming este viernes 4 de junio.

Índice

    Venganza a la antigua

    Daniel Benmaire, director de 'Xtremo', asegura que uno de los grandes objetivos de esta película es crear una etiqueta de película de acción hecha en España, por lo que debería ser la primera de muchas siempre que su recepción sea la prevista. Personalmente, no estoy seguro de qué tan bien quiero que esto suceda, porque uno de sus mayores atractivos es su singularidad en nuestra cinematografía.

    No me sorprendería leer algunas comparaciones con la saga 'John Wick' ya que es el referente moderno más claro a la hora de acercarse al cine de acción, pero lo cierto es que 'Xtremo' recuerda más su acercamiento al cine de acción. Cine de acción de venganza brutal de los años 80. Aquí no se busca tanto identificarse con el protagonista por el golpe sufrido que su afán por hacer justicia por la traición de alguien a quien consideraba casi un hermano.

    Las 11 mejores películas de Netflix de 2021 (hasta ahora)

    La película de Netflix no suele apostar por un tratamiento tan claro de la acción como el de 'John Wick'. Sí, hay ocasiones en las que Benmayor deja que la toma respire más - y gestiona la cámara correctamente para aumentar la intensidad - en lugar de realizar cambios de toma con cierta regularidad, pero lo habitual es que la edición juega un papel fundamental. Papel clave en reflejar esa brutalidad del que se jacta la película. Y entiende, ojo, Este no es uno de esos casos que intenta crear una ilusión de espectáculo de la nada., uno de los grandes males de muchas escenas de acción de Hollywood últimamente.

    Sombras y luces de 'Xtremo'

    Teo García Xtremo

    'Xtremo' también es una película seca y sencilla en general, algo que podría condenarla a una intensidad afectada que vaya en su contra. Afortunadamente, hay algunos puntos de venta en el borde del cómic, casi todos reservados para un villano que demuestra que Oscar Jaenada disfruta actuar, lo que ayuda a aliviar esa fricción y anima al espectador, a falta de una mejor manera de decirlo, a entrar en pánico tanto como a la película y a dejarse llevar.

    Además, Benmayor sabe muy bien cómo utilizar las habilidades de artes marciales de Teo García, gran protagonista de la función y también el principal impulsor del proyecto, por lo que la película es particularmente bella en estos momentos, sobre todo cuando tienes un rival para igualar, pero tampoco desprecie cuando entra en modo invencible para golpear a los sicarios con una facilidad inusual.

    El final del policía como héroe de Hollywood: cómo Nicolas Cage ayudó a cambiar el cine de acción sin nuestro conocimiento

    De hecho, es en esos momentos donde también se percibe en la película una cierta alegría, que contagia al espectador el gusto de ver a la gente dándose leche entre ellos. Tenga en cuenta que esto no sucede de forma permanente, ya que la película es menos interesante en lo que respecta al honor en comparación con el plano actual del protagonista. Y allí García también es menos expresivo, no al nivel, por ejemplo, de un Steven Seagal, pero muestra que es mejor para distribuir el cable que para transmitir emociones más allá de la cara de la ira.

    Oscar Jaenada Xtremo

    Sin embargo, el freno real en "Xtremo" es Oscar Casas. No es que se trate de una película en la que las actuaciones carguen un peso particular más allá de Jaenada al canalizar mucho mejor el exceso de un tipo de personaje que ya ha propuesto en 'Rambo: Last. Blood', pero Casas es incluso molesto, tanto por lo mal dibujada El personaje está tanto en el guión como en su interpretación.

    Entiendo lo que busca la película a la hora de llenar el vacío que dejó el hijo del protagonista, pero cuando eso no es un obstáculo es una excusa para estropear aún más las cosas, por no decir que emocionalmente no cumple bien lo que 'Xtremo 'necesita de él. Además, en consecuencia las imágenes están sobrecargadas, ya que una propuesta como esta bastaría con 90 minutos y actualmente son casi dos horas.

    En breve

    Escena Xtremo

    'Xtremo' se encuentra como entretenimiento excesivo dar una plétora de incentivos para dejarse llevar y disfrutar de este festival de exceso y acción a la antigua. Desafortunadamente, también dura más de lo necesario y no es muy convincente cuando su lado más dramático toma el control.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir